jueves, 11 de junio de 2009

¿Por qué los hombres casados son tan atractivos para las mujeres?

¿Ellas prefieren hacerlo con hombres casados?
Te respondemos la "pregunta del millón": ¿Por qué los hombres casados son tan atractivos para las mujeres?

¿Por qué? ¿Por qué una mujer soltera —o por qué no comprometida o casada— iniciaría la cacería de un hombre que ella sabe está casado o en pareja con otra mujer? La respuesta es sencilla: este fenómeno se produce porque, en la naturaleza humana, la comida que está en el plato ajeno siempre se ve (y a veces también sabe) mejor que la del plato propio.

Según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Louisville, muchas mujeres suelen involucrarse en algo que el estudio llama “copiado de pareja”. En otras palabras, estas mujeres suelen creer que si otra mujer se encuentra detrás de un hombre o con un hombre, entonces este hombre debe poseer algo especial que vale la pena ir a buscar.

Y, de hecho, ocurre todo el tiempo. Piensa en esa mujer que está con sus amigos hombres, ya sea en un club o en un restaurante, y observa ahora la actitud de las mujeres a su alrededor. Pronto, ellas estarán flirteando alrededor de dichos hombres como verdaderas pirañas.

Tal vez, esto se dé porque ellas deben probar que pueden ser tan calientes como la mujer que está con él. Tal vez, simplemente estas mujeres aman los desafíos, el drama, la angustia, o el sabor del pecado.

Cualquiera sea el caso, muchas mujeres coinciden al afirmar que el sexo con hombres comprometidos es increíble. ¿Por qué? Porque ellos han estado comiendo pollo todos los días, y cuando estas mujeres les ofrecen una porción de sus cuerpos, es como alimentarlos con un pato a la naranja; es algo exótico.

"Me gustan los hombres casados"

Andrea, de 28 años, que disfruta de una buena posición en una importante corporación, admite haber tenido una aventura con un hombre casado que trabaja en la misma oficina. “El sexo era maravilloso porque había que cuidarse todo el tiempo, y de pronto me encontraba tumbada sobre el escritorio durante el horario del almuerzo, mientras él me penetraba de atrás, y puedo asegurar que esas relaciones fueron las más calientes de toda mi vida”.

Ella reconoce que todo era pura diversión, hasta que la relación comenzó a virar de la pasión al sentimiento. “Al poco tiempo, comencé a comportarme como una niña posesiva, y entonces supe que había llegado el momento de dejarlo ir”. No obstante, Andrea tiene más que decirnos: “He conocido a muchas mujeres —me incluyo entre ellas— que no sólo disfrutaron de relaciones con hombres casados, sino que han gozado inmensamente con actitudes que para muchos serían inmorales”.

¿Pero qué es lo que ella considera inmoral? Pues bien, ella ha elegido ir a la cama con un hombre casado y padre de tres hijos pequeños, aunque su lista también incluye tener relaciones en la cama del marido infiel y practicar sexo sin protección.

Cuando se le pregunta a Andrea si ha llegado a sentir amor por este hombre casado, ella responde: “¿Amor? Seguro, en un primer momento. Pero luego él mismo se encargó de enseñarme que no se debe confiar en los hombres. Ahora, poco me interesa si tiene una mujer en casa, ni me preocupa que vaya a serle infiel a su mujer. Y, al mismo tiempo, puedo hacer lo que me plazca, y él no tiene derecho a estar celoso o a ser posesivo, y en el primer momento que intente algo de eso, me voy y nunca más sabe de mí”.

“En cuanto al sexo —continúa—, es maravilloso. Estos sujetos suelen estar aburridos con sus mujeres, privados, y yo vengo a ser ese elemento excitante que buscan, incluso para elevar su ego. Y dado que han imaginado tantas fantasías sexuales que no se animan a llevar a cabo con sus mujeres —ya sea porque ellas nunca accederán, o porque las respetan demasiado, o porque les temen—, yo les proveo de ese componente de fantasía que ellos añoran con tanta necesidad. ¿Por qué yo debería querer otra cosa? Después de tener mi orgasmo, ellos se van. No hay anillos, no hay vínculos. Me siento bien así”.

Mujeres que buscan hombres casados...

Para algunas, sin embargo, dormir con un hombre casado no es tan bueno una vez que él deja a su mujer y comienza de nuevo con su amante. “Cuando conocí a Gino, las chispas volaban por todas partes; simplemente no podíamos tener las manos en otra parte que no fuera nuestros cuerpos”, dice Carla, de 32 años de edad, dueña de una Farmacia.

“Pero erróneamente creímos que estábamos enamorados y decidimos que queríamos tener una relación permanente, de modo que él dejó a su mujer. Al poco tiempo, nos dimos cuenta que los elementos diarios de la vida terminarían con nuestras fantasías”, admite.

De pronto, Gino ya no parecía tan emocionado con la compañía de Carla, y fue así que ella dejó de ser el objeto de todos sus deseos. “El sexo con un hombre casado no debe dejar de ser eso: simplemente sexo. Una vez que comenzamos una relación, yo empecé a sentir celos —después de todo, él había engañado a su propia mujer—. En consecuencia, ya no podría disfrutar de él como antes. Y por si fuera necesario decirlo: él terminó engañándome con una compañera del trabajo”.

Entonces, las mujeres dicen que los hombres son cerdos y, como si fuera poco, aseguran que todos son infieles. Claro que para ser infieles deben acostarse con otras personas, y lo más posible es que la mayoría de los hombres infieles se acuesten con mujeres —muchas de las cuales sabrán que están metiéndose con un hombre casado—.

Entonces, ¿andar con hombres casados... o no?

Cuando una mujer duerme con un hombre casado en forma consciente, incluso cuando debemos reconocer que el mayor grado de responsabilidad debe venir de la parte comprometida, se convierte también en una embustera. Y ni siquiera hablar de la cantidad de mujeres casadas que engañan a sus maridos.

No obstante, no es muy difícil de entender por qué el sexo con un hombre casado puede ser tan bueno. De todas formas, por cada hombre que engañaría a su mujer con otra, hay un hombre que se siente feliz de estar comprometido a su única mujer. ¿Un consejo? Si quiere tener una aventura, encuéntrate con tu mujer en un bar y actúen como perfectos extraños, luego vayan a un motel y den rienda suelta a sus instintos más viscerales mientras le preguntas su nombre como si nunca la hubieras visto.

11 comentarios:

  1. muy buena nota

    los felicito...!!! MUY INTERESANTE

    ResponderEliminar
  2. te felicito por la nota tan buena

    ResponderEliminar
  3. Porque no lavan ni planchan, al contrario, lo mandan sucio y arrugado...

    ResponderEliminar
  4. exelente nota...

    io no pude haberlo explikado mejor....

    felicidades!!♥

    ResponderEliminar
  5. Me sorprende que no haya tocado los puntos antropologicos y animales, que son los realmente importantes, por los cuales las mujeres gustan de los hombres casados:

    1.- Un hombre casado tiene mas experiencia, lo cual le da mayor seguridad, es decir DOMINANCIA, que es el aspecto mas valorado por la mujer para escoger pareja.
    2.- Un hombre casado por lo general posee el estatus que le permite mantener a su pareja e hijos, lo cual es el segundo aspecto mas valorado por las mujeres a la hora de escoger pareja.
    3.- Un hombre casado huele a sexo, y las mujeres se sienten muy atraidas por el holor a sexo en un hombre. No les gusta el holor a hombre sino sólo durante algunos pocos días de su ciclo, pero el holor a hombre mezclado al holor de una mujer (secreciones sexuales) les resulta irresistible.

    ResponderEliminar
  6. las mujeres que solon buscan hombres casados como jimena son porque nunca han tenido la valentia de afrontar todos los retos que tiene el matrimonio y solo buscan el placer y lo bueno . . . pero para tener amor se necesita el equilibrio perfecto amor comprender, habitos responsabilidades . . . a lo ultimo estas mujeres terminan con una mala vida o llenas de hijas de varios hombre . . . .

    En fin solo quien vive esta situacion sabe que el deseo cuesta mas que el amor . . .que llena siempre un hogar de Dios

    ResponderEliminar
  7. Las mujeres que buscan hombres casados, solo para vivir el momento no le gusta la respoinsabilidad, le gusta lo prohibido sin importarle las consecuencias no tienen verguenza ni se quieren ellas misma

    ResponderEliminar
  8. la verdad es que un hombre casado tiene mas magnetismo, porque tiene mas experiencia en el sexo, y no un joven que acaba a los 5 minutos o menos , la experiencia muchachos la experiencia y no me digan que son mentiras ya que la experiencia que tienen es con la mano.

    ResponderEliminar
  9. Bueno es que los hombres casados tienen mucha experiencia, y eso se pone en practica con la amante, ella lo disfruta tanto como el

    ResponderEliminar
  10. tal ves es exitante imaginar un hombre proibido,pero es mas interesante ponerse en los zapatos de la duena de ese animal... que tal si un dia de esos las lagartona arrastradas se enamoran y ""zaz"" alcabo de unos meses las enganan!!! QUE DICHA...

    ResponderEliminar
  11. Que una mujer se meta con un hombre casado por la razón que sea. Una aventura sin compromisos? Ver si el hombre cae? Por envidia a la esposa? Por sentirse “super importante” por estarse metiendo con algo que no le pertenece y es prohibido?. Yo estoy casada y me destrozaría que otra se metiera en mi matrimonio porque yo nunca me metería en el de alguien más. Mujeres que les gustan los hombres casados, mejor háganse novias de uno soltero que las respete, valore y las tenga siempre en primer lugar! A mi por lo menos, no me gusta ser el plato de segunda mesa. A las mujeres felízmente casadas, cuiden a sus esposos y no dejen morir la llama de la pasión. Sorpréndanlos de vez en vez con algo que no esperen!

    ResponderEliminar

Seguidores

Archivo del blog